Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Moderador: eravelo

Triunfadora
Mensajes: 0
Registrado: 05 Oct 2017 08:00

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por Triunfadora » 05 Oct 2017 16:35

Buenos días estimados colegas
Saludos y mis respeto al Dr. Ravelo.
¿Considera usted, que hemos superado la concepción de la Universidad dogmática y formadora de individuos rutinarios, sumisos y silenciosos?
Definitivamente no lo hemos superado y lo que considero más grave aún, es que los intentos por generar “un supuesto cambio”, nos sumerge aún más en una educación politizada, sometida y adoctrinada que merma el pensamiento crítico, libre, reflexivo, democrático y científico.
Esa concepción de universidad formadora de individuos memorísticos, pasivos y sumisos, no siempre se consideró alejada de la necesidad educativa. Ya que una vez fue la luz para la sociedad del siglo cuarto antes de Cristo, cuando Aristóteles decía que la mente de los alumnos eran una “Tabula rasa”, y que la función efectiva del docente se caracterizaba solo por llenar esa mente con aprendizajes memorísticos de contenidos que eran enseñados a través de exposiciones y cátedras magistrales.
Sin embargo, así como el hombre ha cambiado, así también la luz de la educación debe dirigirse hacia nuevos cambios en senderos de sabiduría. Se debe considera una Universidad reflexiva, crítica, libre y democrática, donde se busque el bien social, se respete el criterio del estudiante y se considere la educación como un derecho humano.
A través de los tiempos los cambios y las adaptaciones que el hombre ha sufrido han sido exponenciales, la tecnología y la forma de ver el mundo arropan y dejan lejos la efectividad de toda forma pasiva y repetitiva de aprender. La Universidad debe superar la educación dogmática en la que se enseñan conceptos sin la posibilidad de discutirlos.
No obstante, se debe reconocer que se han realizado intentos de adaptar esas necesidades educativas con la creación de nuevos paradigmas que buscan investigar el contexto del alumno, sus necesidades, sus intereses y sus características psicológicas para integrar el proceso enseñanza aprendizaje, sin embargo, considero a título personal que muchos factores, entre ellos los económicos, sociales, culturales y políticos han intervenido, de una u otra forma, para que la aplicabilidad, efectividad y materialización de esos cambios a través de esos paradigmas no se logren.
No olvidemos que, no realizar los cambios necesarios que pide a gritos la enseñanza y en especial las universidades, significaría condenar la educación con una enfermedad incurable. Al respecto el Dr. José Narro Robles, quien para ese entonces era Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en la ceremonia inaugural de la exposición Tiempo Universitario (2010), manifestó “que el verdadero peligro para la enseñanza, son el pensamiento dogmático, la falta de innovación y el autoritarismo; sin embargo, para todos ellos, hay un remedio: la educación, la ciencia y la cultura.”
Queda definitivamente en nuestras manos propiciar, encaminar y aplicar definitivamente una educación Universitaria que avance significativamente hacia un buen vivir y hacia el desarrollo del hombre libre, crítico, democrático y justo donde el surgimiento de una nueva academia sea adaptado a la época y dirigida a una cultura de paz, justicia y equidad en todo el mundo.

Triunfadora
Mensajes: 0
Registrado: 05 Oct 2017 08:00

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por Triunfadora » 05 Oct 2017 16:38

Buenos días estimados colegas
Saludos y mi respeto al Dr. Ravelo.
¿Considera usted, que hemos superado la concepción de la Universidad dogmática y formadora de individuos rutinarios, sumisos y silenciosos?
Definitivamente no lo hemos superado y lo que considero más grave aún, es que los intentos por generar “un supuesto cambio”, nos sumerge aún más en una educación politizada, sometida y adoctrinada que merma el pensamiento crítico, libre, reflexivo, democrático y científico.
Esa concepción de universidad formadora de individuos memorísticos, pasivos y sumisos, no siempre se consideró alejada de la necesidad educativa. Ya que una vez fue la luz para la sociedad del siglo cuarto antes de Cristo, cuando Aristóteles decía que la mente de los alumnos eran una “Tabula rasa”, y que la función efectiva del docente se caracterizaba solo por llenar esa mente con aprendizajes memorísticos de contenidos que eran enseñados a través de exposiciones y cátedras magistrales.
Sin embargo, así como el hombre ha cambiado, así también la luz de la educación debe dirigirse hacia nuevos cambios en senderos de sabiduría. Se debe considera una Universidad reflexiva, crítica, libre y democrática, donde se busque el bien social, se respete el criterio del estudiante y se considere la educación como un derecho humano.
A través de los tiempos los cambios y las adaptaciones que el hombre ha sufrido han sido exponenciales, la tecnología y la forma de ver el mundo arropan y dejan lejos la efectividad de toda forma pasiva y repetitiva de aprender. La Universidad debe superar la educación dogmática en la que se enseñan conceptos sin la posibilidad de discutirlos.
No obstante, se debe reconocer que se han realizado intentos de adaptar esas necesidades educativas con la creación de nuevos paradigmas que buscan investigar el contexto del alumno, sus necesidades, sus intereses y sus características psicológicas para integrar el proceso enseñanza aprendizaje, sin embargo, considero a título personal que muchos factores, entre ellos los económicos, sociales, culturales y políticos han intervenido, de una u otra forma, para que la aplicabilidad, efectividad y materialización de esos cambios a través de esos paradigmas no se logren.
No olvidemos que, no realizar los cambios necesarios que pide a gritos la enseñanza y en especial las universidades, significaría condenar la educación con una enfermedad incurable. Al respecto el Dr. José Narro Robles, quien para ese entonces era Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en la ceremonia inaugural de la exposición Tiempo Universitario (2010), manifestó “que el verdadero peligro para la enseñanza, son el pensamiento dogmático, la falta de innovación y el autoritarismo; sin embargo, para todos ellos, hay un remedio: la educación, la ciencia y la cultura.”
Queda definitivamente en nuestras manos propiciar, encaminar y aplicar definitivamente una educación Universitaria que avance significativamente hacia un buen vivir y hacia el desarrollo del hombre libre, crítico, democrático y justo donde el surgimiento de una nueva academia sea adaptado a la época y dirigida a una cultura de paz, justicia y equidad en todo el mundo.

carlos
Mensajes: 0
Registrado: 05 Oct 2017 16:58

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por carlos » 05 Oct 2017 17:40

Saludos y Muy buenas tardes a todos y a todas. He leído sus respuestas con vehemencia y realmente me siento identificado con cada una. indudablemente todas tienen en común la "sumisión y el silencio" . Al respecto Paulo Freire y Henry Giroux, hacen una distinción importante entre escolarización y educación, La primera es principalmente un modo de control social; la segunda tiene el potencial de transformar la sociedad, entendiendo al estudiante como un sujeto activo comprometido con su desarrollo y con el de la sociedad. Aunado a lo anterior después de la última presentación (como siempre extraordinaria) del Profe Ravelo, lo único que se me ocurrió en ese momento fue; ...Enseñar... harto problema... sobre todo... cuando tenemos que aprender... ha aprender...vivir la cotidianidad de un joven que ingresa (en nuestro a la formación docente) implica confrontar la futura frescura profesional. las ganas de dar educación, con las viejas y (actualmente prioritaria) aspiraciones de una buena parte (me incluyo) de los colegas...bajo el epitafio de la "lucha por la Locha"...Las instituciones educativas "antros" de confrontación...Profesores con horas aquí...horas allá...muchos estudiantes...llenos de música...músculos e inconsciencia...gran reto a la frescura...algunos directivos...Protegidos...tras la investidura gris y fría...que separa la realidad administrativa....de la realidad institucional (aulas)... Si no queremos mas estudiantes sumisos...no podemos seguir sacralizando los espacios educativos...debemos eternizarlos...pero con sentido militante.... Mis mas profundos Respeto Carlos González Lucero

MARYORIE DELGADO
Mensajes: 0
Registrado: 01 Oct 2017 19:15

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por MARYORIE DELGADO » 05 Oct 2017 23:26

Estimado Dr. Ravelo.
En respuesta a su pregunta ¿Considera usted que hemos superado la concepción de universidad dogmática y formadora de individuos rutinarios, sumisos y silenciosos?. En mi opinión, y según lo que observo y escucho todos los días en la Universidad, tristemente y definitivamente NO hemos superado esa concepción. Al leer el Manifiesto Liminar de Ia Reforma Universitaria de Córdoba, a casi 100 años de la misma, me doy cuenta que seguimos en un círculo vicioso. Las universidades son el fiel reflejo de las sociedades decadentes, y eso se refleja en la enseñanza. Seguimos observando en pleno siglo XXI, docentes que se creen los únicos poseedores del saber y que consideran que no pueden aprender de sus estudiantes. Se siguen observando en las aulas venezolanas en todos los niveles del sistema educativo, la concepción de la trasmisión del conocimiento y no la construcción del mismo. Considero que para lograr una verdadera transformación en la educación, se debe comenzar por trabajar en el alma de la educación, esa relación docente-estudiante. Promover una educación reflexiva y crítica donde el aprendiz vaya formando sus propios constructos mentales. Actualmente, se siguen formando estudiantes sumisos y silenciosos, frente a la figura de un docente autoritario, en donde la enseñanza se vuelve infecunda, repetitiva, más de lo mismo, nada innovadora, alejada de la nueva tecnología, arcaica. En las universidades venezolanas hace falta estudiantes como los de Córdoba que se levanten, luchen, transformen y defiendan nuevos cambios en la educación universitaria, donde se eliminen tantos dogmas del sistema educativo. Ya basta de tantos vicios universitarios!!!. Da dolor ver como la Universidad se cae a pedazos, y nos encontramos en un laberinto sin salida. Y pareciera que nos encontramos todavía en la fase mágica de la concientización que señala Paulo Freire, donde el conformismo, el dejar hacer, el dejar pasar, es nuestro día a día. En conclusión, la concepción de la educación sigue siendo salvo muy pocas excepciones una educación bancaria, y tienen que haber muchos cambios de estructura, de política, de dogmas, de cultura, para convertirla en una educación liberadora. Saludos.

MARYORIE DELGADO
Mensajes: 0
Registrado: 01 Oct 2017 19:15

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por MARYORIE DELGADO » 05 Oct 2017 23:30

Estimado Dr. Ravelo.
En respuesta a su pregunta ¿Considera usted que hemos superado la concepción de universidad dogmática y formadora de individuos rutinarios, sumisos y silenciosos?. En mi opinión, y según lo que observo y escucho todos los días en la Universidad, tristemente y definitivamente NO hemos superado esa concepción. Al leer el Manifiesto Liminar de Ia Reforma Universitaria de Córdoba, a casi 100 años de la misma, me doy cuenta que seguimos en un círculo vicioso. Las universidades son el fiel reflejo de las sociedades decadentes, y eso se refleja en la enseñanza. Seguimos observando en pleno siglo XXI, docentes que se creen los únicos poseedores del saber y que consideran que no pueden aprender de sus estudiantes. Se siguen observando en las aulas venezolanas en todos los niveles del sistema educativo, la concepción de la transmisión del conocimiento y no la construcción del mismo. Considero que para lograr una verdadera transformación en la educación, se debe comenzar por trabajar en el alma de la educación, esa relación docente-estudiante. Promover una educación reflexiva y crítica donde el aprendiz vaya formando sus propios constructos mentales. Actualmente, se siguen formando estudiantes sumisos y silenciosos, frente a la figura de un docente autoritario, en donde la enseñanza se vuelve infecunda, repetitiva, más de lo mismo, nada innovadora, alejada de la nueva tecnología, arcaica. En las universidades venezolanas hace falta estudiantes como los de Córdoba que se levanten, luchen, transformen y defiendan nuevos cambios en la educación universitaria, donde se eliminen tantos dogmas del sistema educativo. Ya basta de tantos vicios universitarios!!!. Da dolor ver como la Universidad se cae a pedazos, y nos encontramos en un laberinto sin salida. Y pareciera que nos encontramos todavía en la fase mágica de la concientización que señala Paulo Freire, donde el conformismo, el dejar hacer, el dejar pasar, es nuestro día a día. En conclusión, la concepción de la educación sigue siendo salvo muy pocas excepciones una educación bancaria, y tienen que haber muchos cambios de estructura, de política, de dogmas, de cultura, para convertirla en una educación liberadora. Saludos.

KarenHappy
Mensajes: 0
Registrado: 05 Oct 2017 21:26

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por KarenHappy » 06 Oct 2017 00:10

¿Considera usted que hemos superado la concepción de universidad dogmática y formadora de individuos rutinarios, sumisos y silenciosos?

Buenas noches

En lo personal pienso que el sistema dogmático en el cual se estableció la concepción universitaria es precisamente lo que ha hecho que se mantenga por tanto tiempo. Un grupo elitesco que transforma seres de libre pensamiento en individuos rutinarios y sumisos al sistema, que al final de cuentas quien no entra es execrado socialmente por no tener el "nivel" que se requiere para mantenerse en una comunidad generadora de empleados por tiempo delimitado. Porque después de todo ¿quien va a confiar en un médico sin titulo universitario o en un maestro sin el componente pedagógico?
Al parecer nos hemos vuelto expertos en sistematizar hipótesis y teorías, corriendo dentro de ruedas en una jaula, con la firme convicción de que somos genios porque hemos acumulado una gran cantidad de certificados emitidos por un recinto universitario, creyendo que somos libres, independientes e influyentes; debatiendo sobre libertades y revoluciones conscientes de que no son posibles porque seria romper con círculos de poder, pero aun así alimentando nuestra ilusión de libre expresión. Tan cierto es que la razón de ser de una universidad es elitista, que mientras mayor demanda tiene una profesión, menos probabilidad tienen los egresados en trabajar en su área de estudio, por lo que para aumentar su radio de acción debe especializarse para cerrar el círculo de competencia.
Por lo antes expuesto, estoy convencida que para lograr superar la concepción de una universidad dogmática que genere un individuo diferente; debemos romper el sistema y del caos que seguramente generará construir nuevos universos, nuevas galaxias total y completamente diferentes. Tal vez la solución es volver a un estilo de vida mas sencillo o simplemente comprender que el sistema universitario es así y solo tendremos éxito en las reformas que se realicen respetando su concepción en la mas pura esencia.

miguel perez
Mensajes: 0
Registrado: 05 Oct 2017 00:31

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por miguel perez » 06 Oct 2017 03:08

Ante esta interrogante y a 100 años del alzamiento estudiantil de la Universidad de Córdoba en 1918, debo estimar que su vigencia es indiscutible. No lo hemos superado.
Este Manifiesto, suscitado por la inconformidad que palpitaba en aquellos tiempos, en cuanto a la polémica, que la autoridad pedagógica debía implantar la libertad de pensamiento, sin la sumisión a criterios y creencias de los profesores, no se aleja mucho de la realidad actual.
Es oportuno percibir este Manifiesto como un legado político, no solo para los trabajadores universitarios, sino también para los políticos que entienden que las instituciones públicas necesitan de un ejercicio permanente de autocrítica y revisión sin desconectarse y aislarse de las necesidades y problemáticas sociales, sobre todo de los sectores populares, considerados generalmente como los más desprotegidos, lo que conlleva a percibir dicho manifiesto como una lucha transformadora de la toma del poder por parte del estudiantado comprometido.
Esta disputa de ayer al igual que la de hoy se sigue desenvolviendo más en el ámbito ideológico que social, lo que sigue trayendo como consecuencia la separación entre estudiantes y profesores en distintas clases, a pesar que en su mayoría provienen de un mismo estrato social. Es por ello que actualmente se sigue viendo como la mayoría de los movimientos estudiantiles se opone al gobierno universitario, debido a que las reformas institucionales no involucran cambios transcendentales en los planes ni en los reglamentos, y siguen sin tomar en cuenta a los estudiantes, las normativas están dirigidos a defender los intereses de los docentes y su autoridad, pero lamentablemente no están dirigidas a mejorar la calidad de la educación, es por ello que en la actualidad, los estudiantes siguen considerando al igual que los creadores del manifiesto, que los planteamientos educativos carecen de afecto y de espiritualidad, lo que conlleva a una educación de baja calidad, con una gratuidad relativa, donde son pocos los servicios que funcionan separados de los cambios que se presentan dentro de la sociedad.
De allí surge la necesidad de adaptar la universidad a la modernidad científica e integrarla, respondiendo a las necesidades fundamentales de formación, transformar el pensamiento, repensar y ofrecer una enseñanza transdisciplinaria que conlleve a una nueva cultura, preservando su alma como lugar autónomo de reflexión y de difusión del saber, donde se pueda dialogar libremente con independencia de ideologías de orden nacional, religioso, económico, político, etc. Por supuesto todo ello dependera de la voluntad política y el liderazgo de sus actores.
En contraposición a ello el Manifiesto Liminar rescata el valor de la moral en una sociedad, los estudiantes no aceptaron imposición ni violación de sus derechos. Ellos no aceptaron una universidad sumisa, esclava y mediocre, entendieron que sus derechos no se negocian, se exigen. Cuando un estudiante llega a ese nivel de comprensión podemos decir que estamos ante un ciudadano, por lo tanto las universidades deben seguir tratando de estar al servicio del país y no del gobierno, sin embargo se ha hecho muy difícil formar jóvenes con criterio, ya que prácticamente se condena el derecho que tiene el estudiante de divergir políticamente o pensar como mejor consideren.
Bajo el principio que el Manifiesto Liminar evoca un sentimiento de libertad de la juventud latinoamericana, indignada con tanta mediocridad, donde la ignorancia y la tiranía era lo que caracterizaba al claustro académico y el abuso del poder, sin producir conocimiento, se puede concluir que lo más peligroso de toda este bosquejo es su nivel de vigencia actual.
Miguel Pérez Simancas

kbustamante
Mensajes: 0
Registrado: 01 Oct 2017 17:43

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por kbustamante » 06 Oct 2017 10:49

Saludos a todos..
Respondiendo a la pregunta:
Lamentablemente no hemos superado esa concepción. La función de la Universidad no ha logrado una formación integral liberadora (educación), los estudiantes que egresan no poseen creación intelectual (investigación) y menos una vinculación social (extensión).
Considero que la educación se enmarca en el aprendizaje tradicional, un proceso de transferencia de conceptos proyectados de forma pragmática y con fines individualistas, los cuales son memorizados y carecen de racionalidad cognoscente a la realidad social, esto se evidencia en sus clases magistrales, laboratorios cerrados, exámenes, demostrando un total academicismo y una fragmentación del conocimiento, sin aplicación en la realidad.
Una de las cualidades que debería tener la universidad como institución social es la formación integral; centrar el quehacer de las universidades en la formación de valores en los profesionales, dotándolos de cualidades de alto significado humano, capaces de comprender la necesidad de poner sus conocimientos al servicio de la sociedad. Implica lograr un profesional creativo, independiente, preparado para asumir su autoeducación durante toda la vida, capaz de mantenerse actualizado. Las universidades se convirtieron en las instituciones que atesoraban todo el conocimiento de la sociedad. Hoy no debe ocurrir de ese modo; ni los conocimientos se atesoran privilegiadamente en la sociedad, ni es posible pensar en tener desempeños profesionales exitosos sin una constante actualización.

marlynmcastillo
Mensajes: 0
Registrado: 05 Oct 2017 19:16

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por marlynmcastillo » 06 Oct 2017 19:24

En mi opinión todavía en latinoamerica no se ha superado la concepción dogmática de la educación, aun predomina en las universidades el modelo de enseñanza basado en la acumulación y reproducción de conocimientos. Para lograr ese estudiante reflexivo, critico que se espera, se debe promover dentro de las universidades ese espíritu de investigación que de respuestas a las verdaderas necesidades sociales y que debe desarrollarse tanto en estudiantes como en profesores, no obstante, en nuestras universidades muchas veces esta acción investigativa se ve limitada por el burocratismo y por el poco acceso a los recursos que son necesarios para llevarla acabo, ejemplo de esto lo podemos ver en la falta de equipos de computación o de acceso libre a internet, que presentan algunas universidades publicas y que es indispensable en la sociedad globalizada en la que nos encontramos actualmente.
Por otro lado, a pesar de que se ha dado un proceso de masifican de la educación en algunos países de latinoamerica, la educación superior es un privilegio al cual no todos tienen acceso, por lo cual sigue siendo considerado algo elitesco, esto contradice lo señalado por la UNESCO, que establece que el papel de la educación superior es reducir la pobreza, las desigualdades y promover el crecimiento social.
Para finalizar pienso que los cambios que son necesarios en educación deben ser producto de un proceso reflexivo de todos, gobiernos, estudiantes, profesores, sociedad civil. Sin embargo creo que es importante resaltar el poder de cambio que pude generar un movimiento estudiantil como el de Cordoba de 1918 y otros que se han dado en latinoamerica a lo largo de este siglo y que han promovido cambios sociales importantes.

MARIALOPEZ2601
Mensajes: 0
Registrado: 01 Oct 2017 20:10

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por MARIALOPEZ2601 » 06 Oct 2017 23:35

Considera usted que hemos superado la concepción de universidad dogmática y formadora de individuos rutinarios, sumisos y silenciosos?

Pensar que a casi cien años nuestro régimen universitario sigue siendo anacrónico, ya que la sociedad ha avanzado a pasos agigantados y las instituciones de educación superior han avanzado mucho más lento que las transformaciones sociales, económicas y culturales ocurridas en estos últimos cien años. Es evidente que a casi cien años del manifiesto Liminar seguimos sumergidos en la obsolescencia en una educación bancaria, por lo cual es necesario escuchar el grito de las súplicas y demandas de adaptación de un sistema educativo, de las necesidades sociales y económicas de un país ya que son las que constituyen hoy en día el reto fundamental de las políticas educativas de toda nación, por los cual los rápidos avances del conocimiento científico y tecnológico, han abierto nuevas posibilidades de conocimiento y de aplicación en la vida social, transformando las necesidades y la distribución del mercado de trabajo generando nuevo orden de relaciones e interacciones recíprocas entre los subsistemas sociales, culturales, económicas, laborales y educativos de la vida social.
Ante todas estas necesidades, suplicas, demandas y gritos es necesario preparar a nuestros estudiantes para trabajar en un mundo que cuando egresen no será el mismo que tenemos y vemos, Por lo cual las Universidades deben retomar el ritmo social y evolucionar con los nuevos escenarios de aprendizaje.

En nuestras universidades se siguen preparando estudiantes para trabajar en un mundo que cuando egresen no será el mismo que vemos, se siguen manteniendo las lecciones, encerradas en la repetición interminable de viejos textos, amparadas en un espíritu rutinario y de sumisión, por parte del docente y el estudiante Ya que no se han reformado los planes de estudios ni los reglamentos y al trabajar con programas y planes anacrónicos se evidencia métodos docentes viciados en un estrecho dogmatismo, contribuyendo a mantener a la universidad apartada de la ciencia y de las disciplinas modernas.
La educación universitaria necesita una revolución ya que tenemos los mismos sistemas educativos que hace 100 años cuando lo que imperaba era una sociedad industrial mientras que la sociedad actual está enfocada a los servicios y la información. En este proceso la tecnología, Internet y sus redes sociales serán herramientas valiosas para transmitir nuevas habilidades a los jóvenes, las que verdaderamente necesitan para llegar a la vida laboral y desenvolverse socialmente. Si no se combina conocimiento y entretenimiento, se fracasa en la misión pedagógica. Sin esa mezcla, no hay aprendizaje y menos aún creatividad.
Las Universidades deben retomar el ritmo social y evolucionar con los nuevos escenarios de aprendizaje, ya que si no existe una vinculación espiritual entre el que enseña y el que aprende, toda enseñanza es hostil y por consiguiente ineficaz.

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado