Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Moderador: eravelo

eravelo
Mensajes: 6
Registrado: 28 Ago 2017 15:16

Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por eravelo » 25 Sep 2017 16:38

“Los métodos docentes estaban viciados de un estrecho dogmatismo, contribuyendo a mantener a la Universidad apartada de la Ciencia y de las disciplinas modernas. Las lecciones, encerradas en la repetición interminable de viejos textos, amparaban el espíritu de rutina y de sumisión. Los cuerpos universitarios, celosos guardianes de los dogmas, trataban de mantener en clausura a la juventud, creyendo que la conspiración del silencio puede ser ejercitada en contra de la Ciencia” Manifiesto Liminar (1918)
¿Considera usted que hemos superado la concepción de universidad dogmática y formadora de individuos rutinarios, sumisos y silenciosos?

derodriguez
Mensajes: 0
Registrado: 05 Jul 2017 13:51

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por derodriguez » 26 Sep 2017 06:50

Saludos Dr. Ravelo
Con relación a su pregunta ¿Considera usted que hemos superado la concepción de universidad dogmática y formadora de individuos rutinarios, sumisos y silenciosos?
No lo hemos superado.
En el hecho educativo universitario se mantiene la "figura de poder" en el profesor, pues el tiene la última palabra. En caso de que el estudiante no la cumpla será aplazado.
Los materiales, actividades y productos que establece el profesor de un curso, son asignados sin un fundamento evidente de cual es la teoría de enseñanza utilizada.
Algunos profesores no permiten que el estudiante utilice un material diferente; pues de manera directa o indirecta te lo cambian.
Otro aspecto, que mantiene el dogmatismo en las universidades es que los docentes no investigan, -como ya tienen el título de doctores- no se conoce cual es su linea de pensamiento, -como dice el Dr. Padrón- "cual es su familia de investigadores" en la cual sustenta sus planteamientos.
En muchos casos se tienen profesionales de otras áreas de conocimiento, desempeñando el rol docente, por lo tanto no tienen las habilidades, conocimientos ni competencias para ser docentes.
@DeliaRodr

Belkis Gelvez
Mensajes: 0
Registrado: 01 Oct 2017 17:55

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por Belkis Gelvez » 01 Oct 2017 18:01

Buenas tardes Profesor Ravelo.
En relación con la pregunta: ¿Considera usted, que hemos superado la concepción de la Universidad dogmática y formadora de individuos rutinarios, sumisos y silenciosos?
La concepción de la educación aunque ha recibido importantes aportes de muchos filósofos y grandes pedagogos como Freire, quien hacia una fuerte crítica hacia el modelo que llamaba la educación bancaria, está aún permanece vigente en muchas instituciones donde los docentes no adoptan otro modelo de enseñanza, constructiva que fomente la participación activa, reflexiva y critica del educando. Por lo que seguimos viendo seres pasivos que llegan a los centros en busca del conocimiento que transmite el docente, sin darse el proceso de praxis-reflexión. Situación que es vista por los estudiantes como normal, obligatorio del docente, el transmitirles la información, de dirigirles el proceso enseñanza aprendizaje, llevados por la corriente filosófica del profesor, no se atreven a contradecirlo por miedo a repercusiones en su evaluación.
La educación problematizadora muy poca difusión tiene en los espacios universitarios y los estudiantes responden a ello dependiendo la corriente percibida por parte del docente, lo que interfiere en el proceso liberador e independiente de la acción reflexiva del aprendices.
Como lo dice Freire, los hombre no se hacen en el silencio, sino en la palabra, en el trabajo, en la acción y en la reflexión… por tanto, no se puede explicar cómo en pleno siglo XXI existan instituciones universitarias que forman o ideologizan personas a las que su preparación les negó la oportunidad de ser personas reflexivas, criticas, solo siguen directrices de forma pasiva, comportándose en la sociedad como un rebaño que es dirigido y guiado a destino de seres opresores.
En mi opinión, a la sociedad universitaria le hace falta un notorio cambio de paradigma en cuanto a la formación del educando y todo ello tiene su génesis en la formación básica, donde se debe fomentar la acción- reflexión y no la recepción pasiva de contenidos y réplicas de estos, sin el análisis y la transformación concientizadora del individuo, convirtiéndose en seres silenciosos.
En consecuencia, mientras siga la opresión del docente, no se transforme su condición sociocultural la educación seguirá presa y oprimida, sometida al opresor que mantiene a la sociedad muda, condenada a un monologo, con la privación de escuchar otras formas de análisis de la realidad sociocultural.

maribel rodriguez
Mensajes: 0
Registrado: 01 Oct 2017 21:37

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por maribel rodriguez » 01 Oct 2017 22:31

Buenas noches, dando respuesta a su pregunta ¿Considera usted, que hemos superado la concepción de la Universidad dogmática y formadora de individuos rutinarios, sumisos y silenciosos? Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua "Es un principio o conjunto de ellos establecidos por una autoridad como una verdad incuestionable" En este caso la autoridad vienen siendo las universidades formadoras que son las encargadas juntos con los docentes de formar los profesionales del futuro. La forma como fui instruida no difiere lamentablemente en los actuales momentos del actual. Mi experiencia radica en mi país y dentro del IPC mi casa de estudio, pareciera que se hubiese detenido el tiempo, en cuanto a la forma de impartir el conocimiento, debido a que aún se utiliza la técnica expositiva, centrada en el profesor que transmite el conocimiento.
A principios del 2000, muchos docentes estaban haciendo uso de las TIC para hacer un enfoque diferente, novedoso. y motivar a los estudiantes a reflexionar y descubrir el conocimiento. Pero debido a la inseguridad, se ha vuelto a la forma tradicional de enseñanza, que es la expositiva. Ya que es una limitante en la búsqueda y aplicación de nuevas técnicas de estudio.
Dentro de la universidad el uso de la Internet también está limitado, lo que obliga al docente creador a centrarse en viejas técnicas de estudio. Lo que origina un estudiante apático e irreflexivo, carente de emociones académicas.
Dentro de la universidad no hay generación de relevo, sangre nueva con ímpetu novedoso, con deseos del cambio. si, pero para salir de nuestro país. Eso nos convierte en una institución rutinaria y silenciosa.

Garelis Marrero
Mensajes: 0
Registrado: 01 Oct 2017 20:08

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por Garelis Marrero » 02 Oct 2017 00:26

Particularmente en el caso de Venezuela estamos transitando un proceso transformador, esto ha generado en sus ciudadanos especialmente en sus jóvenes un cambio de paradigma. Considero que la juventud venezolana ha luchado en contra de la rutina y la sumisión, ha demostrado que a través de la lucha cívica es la forma de ser ciudadanos libres, solo la libertad nos permite alcázar la civilización y la cultura. Siempre he pensado que los venezolanos y los latinoamericanos somos un pueblo de luchadores, sin embargo, no se puede negar que en nuestras sociedades hay un proceso de desintegración.
Algunos piensan que mediante la represión brutal se puede obtener buenos resultados, es decir se pretende apagar el fuego con más fuego, sin crear las condiciones adecuadas de ambiente que favorezcan la integración. Ellos creen que desenvainado la espada se podrá contener la descomposición social, que en muchos casos ellos mismo generaron. En lugar de poner orden las dictaduras crean desorden, son la tapa de una caldera en ebullición sin conducto de escape, los desordenes de las dictaduras solo se conocen después de la caída.
La institucionalización de la vida democrática que fija límites normales a la libertad, dentro de la cual cada quien puede luchar sus combates sin desmedro de la dignidad de los ciudadanos, como medio para permitir una racional contención de la agresividad. La normal convivencia democrática desarma el brazo agresivo, es escuela de civismo que enseña a comportarse dentro de las limitaciones que el derecho señala y a reclamar las garantías con dignidad de la persona humana.
Hay quienes han creído que el problema universitario es un problema material, buena infraestructura y dotación. No hay duda que estas cosas son necearías y en cantidades suficientes, pero solo con ellas no se hace una universidad. El caldo de concentración espiritual que realmente le da vida a una casa de estudios no creo que este en sus bibliotecas, ni en sus laboratorios, todo esto podría existir igual en un desierto y no tener ningún futuro.
Esencialmente, creo que nuestras universidades seguirán en crisis mientras todo su esfuerzo, el de las autoridades, profesores, estudiantes, no se dirija exclusivamente hacia un verdadero fin; ser una casa de estudio. Una casa donde se trabaje para enseñar y aprender. La universidad se ha vuelto una arena política, una pelea de ambiciones, dejando de lado su verdadera y fundamental vocación que a mi entender es la de ser una casa de estudio.
Lo que la universidad latinoamericana especialmente la venezolana necesita es estabilidad y seriedad, que en ellas se enseñe y se aprenda y no que los egresados salgan con la cabeza atiborrada de nomenclaturas huecas, sino, con las nociones fundamentales que les permitan vivir mejor, sacar el mejor provecho a su medio y ser más útiles a los demás. Por eso la estabilidad y la continuidad dentro de ciertas normas deberían ser muy importantes.
La universidad se ha limitado solo a enseñar reglas democráticas y no a vivir en democracia. Particularmente creo que debería ser más importante el respeto por el ser y por las ideas del prójimo, aprender a convivir pacifica y constructivamente con los que no piensan como nosotros o son distintos de nosotros, que cualquier mecanismo de organización de los poderes.
Considero que la universidad venezolana y latinoamericana esta transitando por la superación de esa universidad dogmática formada por jóvenes ajenos a su realidad. Los cambios están generando un proceso donde los jóvenes luchan por sus libertades entendiendo que su libertad no debería estar por encima de la de nadie.

DenniB
Mensajes: 0
Registrado: 02 Oct 2017 21:15

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por DenniB » 03 Oct 2017 12:48

Buenos días. Estimado Dr. Ravelo.
Para dar respuesta a su pregunta, me permito responderle:
A pesar de las innovaciones, los avances tecnológicos y las reformas, las universidades han quedado en el anacronismo. Como bien lo decían Ortega y Gasset: “producir cambios en las universidades es como remover cementerios”.
Lo que significa que aún cuesta superar esa concepción de una universidad dogmática que forme individuos críticos. Según Ávila (1997), en su ensayo sobre las Ideas de la complejidad del Mundo, el estudiante debe interpretar su complejidad del mundo de acuerdo a su postura filosófica, sin dejarse influir por la posición e interpretación del profesor para que sea un ser auténtico e independiente, no sumiso. Es por ello que el perfil del estudiante de hoy debe manejarse en un ámbito de la complejidad, donde el estudiante cuente con un pensamiento independiente, con capacidad de crítica y reflexión. Para lograr este cometido y perspectiva en nuestros estudiantes, autorizados investigadores se debe considerar un cambio de pensamiento y acción hacia una didáctica compleja, transdisciplinar e investigativa. Las últimas tendencias en educación y el mundo cambiante en el que vivimos exigen la construcción de un perfil del estudiante del nuevo siglo. Por ello, se dice que, ahora, la educación debe ser un proceso, cuyo énfasis está en las etapas que construyen el aprendizaje y no solo en el resultado final de éste: la nota. Es decir, ahora importa que los educandos participen activamente en el cuestionamiento, investigación y motivación en el aprendizaje.
La idea que se tenía antes acerca de que los profesores son las únicas fuentes de conocimiento, que los estudiantes solo reciben sin cuestionar lo que se les dice, debe desaparecer en el contexto del estudiante del siglo XXI. A esto se refería Paulo Freire con la Educación Bancaria.
Vivimos en un momento histórico de cambio. Las nuevas tecnologías han venido para quedarse. Sin embargo, algunos teóricos enfatizan que vivimos en la “sociedad del conocimiento”, donde, según se aprende también que la cantidad abundante de información no implica que se tenga conocimiento. De la Cantera (2009).
Los estudiantes se convierten en sujetos activos, protagonistas de su aprendizaje. El aprendizaje, por tanto, se vuelve un proceso personal: interroga y cuestiona, está activo, asume la responsabilidad de aprender, no espera a que le enseñen, ni que le digan qué saldrá en el examen, va mas allá, se necesita enseñar al alumno para que sea capaz de criticar su propio conocimiento, que permita discernir cuáles son las informaciones clave y hacerlas operantes, que muestre el destino individual, social, global de todos los humanos en la Tierra como núcleo esencial formativo de nuestra educación del futuro, en un mundo de la complejidad.
Todo esto nos lleva a deducir que la educación universitaria está obligada a cambiar desde sus bases, para conseguir en los estudiantes y al resto de la sociedad una formación integral y como parte de ella, la habilidad de aprender a aprender, a hacer, a vivir, a ser, a convivir y entender. Vale referir, que hoy día una persona educada debe ser sobre todo y ante todo flexible y poseer habilidades para adaptarse a nuevas situaciones, adquirir nuevos conocimientos y cuestionar viejos paradigmas para poder sobrevivir y enfrentar los desafíos del mundo actual.
Con todos estos cambios, es necesario que el estudiante posea la capacidad para aprender y adaptarse cada día al nuevo entorno, en su poder de adaptación, desarrollando de esta manera habilidades que le permitan buscar, analizar, integrar y usar información de una manera continua e interdependiente.
Para logar todo esto es necesario cambiar, modificar y transformar los viejos paradigmas que los docentes universitarios pareciera que quedaron anclados en el pasado, mejor dicho deberían leer el Manifiesto Liminar que le permita reflexionar y hacer una introspección de su labor educativa.
Mis saludos cordiales.

francis marcano
Mensajes: 0
Registrado: 28 Sep 2017 23:39

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por francis marcano » 03 Oct 2017 19:39

En cuanto a la pregunta que si hemos superado la concepción de universidad dogmática y formadora y formadora de individuos rutinarios,sumisos y silenciosos?
Se puede decir que no lo hemos superado, ya que hoy en día las estrategias más utilizadas es la memorización o en la mecanización del contenido, convirtiendo al educando en un recipiente que debe ser llenado con la información que se imparte, otorgando el papel de depositarios a los educandos, inhibiendo así la creatividad.
Para Paulo Freire En la educación bancaria hay dos tipos de sujetos diferenciados, el educador y el educando(el que es “educado”). El educador es el que sabe, el único que posee conocimientos. Es el que transmite sus conocimientos al educando. El educando recibe todos los conocimientos del educador, sin participar en el proceso, digamos que es como un archivador, en el que se depositan todo tipo de datos, que este va archivando.
En la educación actual aún se mantiene la figura de profesor como único dueño de la verdad y el conocimiento, y en su mayoría estos docentes no permiten la resolución de algún tipo de problemas que no sea por el método que ellos utilizan y de ser así el estudiante será aplazado.

FRANCIS MARCANO :D :) :idea:

Jackova Castillo
Mensajes: 0
Registrado: 04 Oct 2017 12:13

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por Jackova Castillo » 04 Oct 2017 19:02

Buenas tardes Profesor mis respetos, saludos apreciados compañeros. ¡Excelentes Respuestas…!

Desde mi modesto punto de vista, lamentablemente pienso que la respuesta es un categórico NO, dadas las evidencias que se rebelan día a día y que por más de 100 años hemos logrado apreciar desde un amplio espectro generacional. Así pues, se ha visto como los claustros académicos universitarios, desde una perspectiva que se enmascara en la modernidad y la era tecnológica, sigue manteniendo una hegemonía no escrita que centra las bases del poder, el control y la toma de decisiones desde un núcleo representado en quienes, aún, consideran la “investigación” y la profesión docente como llaves para la acreditación de la verdad total y sin despojos de oposición que de una u otra manera atente contra ese tan apreciado control que empapa de magnificencia a quien se consideran dueños perpetuos del saber, aún sin ser, en muchos casos, docentes o investigadores de profesión u oficio. Por lo cual, tal vez, prefieren mantener a la universidad sin cambios significativos en la apuesta del control de individuos enquistados en la conformidad y muy preocupado por sus propios intereses.
No obstante, valdría la pena reflexionar el por qué luego de casi 100 la universidad aún mantiene esa corriente dogmática que se alimenta en el control y la “formación de individuos sumisos, rutinarios y silenciosos”. Posiblemente, en dicha reflexión nos encontremos a nosotros mismos, como individuos inmersos en un espacio, que por estar, presuntamente, construido de academia infinita, nos hace olvidar que es en realidad una burbuja que esconde sus verdaderos limites en paredes cóncavas y que nos llevan a ser parte de un mismo ciclo o espiral de una realidad que nos abandona siempre el mismo punto con matices de supuestos progresos, cuando la realidad que salta a la vista, resulta en que no es más que un sistema de control de pensamientos que insistimos en llamar utópicamente universidad.
Ahora bien, resulta increíble que los principios fundados en aquella gloriosa reforma universitaria de 1918 aún se mantienen vigentes, pero oprobiosamente en una deformación feroz, pues vemos una AUTONOMÍA UNIVERSITARIA creada para poder tener cualidades experimentales, libertades de corrientes de pensamiento múltiples con visión de realidades emergentes para poder debatir y discernir libremente sobre los distintos devenires de las diversas áreas del conocimiento, en pro de la perpetua búsqueda de aportes y soluciones positivas para nuestras sociedades, pero que a la vuelta, podemos apreciar que en muchos casos solo sirve para mantener un proceso libre de contralorías externas que alerten el "conveniente" funcionamiento y que antagónicamente esa autonomía, buena o mala, también es vulnerada en el preciso instante que a los gobiernos les estorba la libertad de pensamiento, para ser ellos quienes impongan un control más adaptativo a sus intereses.
Por otro lado, el principio de la GOBERNABILIDAD COMPARTIDA ENTRE PROFESORES Y ESTUDIANTES, que tiene como propósito fundamental, hacer de la universidad un espacio para los universitarios en pro de las sociedades, se ha visto flagelado por aquel grupo de “ilustres” que mencione al principio de mi respuesta, que solo temen a la pérdida del control y harán lo imposible por no abducirse del mismo, dejando a un lado a los estudiantes y trabajadores universitarios quienes son la piedra angular y la mayoría real en quienes se centra la razón de ser de una universidad.
Del mismo modo, la ENSEÑANZA GRATUITA, se ve progresivamente comprometida al ser vestida cada vez más con el disfraz de la demagogia, en donde los derechos de los estudiantes y profesionales de educación superior son solo representados en el papel y en los discursos retóricos y atestados de mentiras por autoridades y personeros de gobiernos, que no buscan otra cosa sino soplar la flauta en busca de encantar a quienes se mantienen en ese razonamiento mágico planteado por Paulo Freire. Por último, tenemos ese principio tan espectacularmente emancipador, como lo es la LIBERTAD DE CATEDRA que muchas veces, lejos de ser una maravillosa oportunidad para hacer realmente del claustro académico una universidad, es utilizado por quienes creen poseer el conocimiento como una licencia infinita de poder impositivo de saberes, en donde aún se evidencia, más allá de la era tecnológica que en la actualidad vivimos, en el minúsculo progreso que se ha dado sobre la enseñanza tradicionalista de las cuatro paredes, la pizarra y los pupitres que aun forman parte de las anécdotas que vienen de nuestros bisabuelos hasta nuestros nietos.
Entonces, tal vez, aun sin saberlo seguimos y formamos parte de ese espiral de control que por razones muy alejadas de la inconciencia y de la improvisación de quienes saben muy bien lo que hacen, mantienen este congelamiento de progreso para jamás perder lo que siempre han tenido, pues aun en países con sociedades más avanzadas incluso en el hecho educativo, se evidencian de muchas formas estancamientos referidos a la pregunta acá planteada.
En consecuencia, considero que la realidad latinoamericana y específicamente en Venezuela permanece anclada en el “NO” categórico de mis respuesta, porque a pesar de los avances, no muy significativos pero si evidentes, que se venían presentando en materia de educación universitaria anteriores a la república hoy vigente, fueron proscritos, al imponer un sistema de educación basado en un eje de control que vende la inclusión utilizada como sabueso cazador de voluntades y no como un mecanismo de real masificación, con la finalidad de crear una fábrica de exportación de números olvidando por completo la calidad, la exigencia y la verdadera esencia de lo que significa LA UNIVERSIDAD.
Por otra parte y ya para culminar, resulta muy sencillo ser crítico enfático de los procesos que resultan adversos a nuestras creencias e ideales como profesionales de la educación universitaria, sin embargo, depende de cada uno de nosotros, convertirnos en entes de transición y generar nuestros aportes de cambio verdadero desde las bases de nuestras sociedades, para lograr recibir y compartir en armonía la comunión que debe resultar entre estudiantes y profesores con voz, voto y libertad de pensamiento, pues los estudiantes son la razón de ser del profesor y el profesor jamás deja de ser un estudiante durante toda su vida. Así pues, aun cuando logremos abandonar exitosamente la costumbre de ser una sociedad de consumo e inescrupulosamente nos quieran convertir en una sociedad den conformistas “rutinarios, sumisos y silenciosos” debemos mantener siempre la lucha en el interminable desarrollo de una sociedad de pensadores libres y multiplicadores de saberes para salir y romper esa burbuja que nos lleva a ese espiral de dominio en el que sin darnos cuentas transitamos. Todo con el fin de renovar de manera total a una universidad que no necesita buscar una reforma sino ser incesantemente reformista donde el cambio y el progreso sea cotidianidad infinita… Gracias.

Jackova Castillo

Wilmer Rivas
Mensajes: 0
Registrado: 02 Oct 2017 14:11

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por Wilmer Rivas » 05 Oct 2017 12:28

A cien años del Manifiesto Liminar de Cordoba; todavia nos encontramos sumergidos en pleno sigo XXI, en un estancamiento académico en lo que respecta a viejos paradigmas en nuestra forma de enseñar, asì como un distanciamiento de la universidad con las realidades sociales, que existen en los diversos paises Latinoamericanos, pues el burocratismo, ha hecho que sus autoridas en muchas universidades tanto pùblicas como privadas; no direccionen planes y proyectos que den repuestas a estas visicitudes en areas tan sensibles como la ecònomia, la pobresa, la tecnologia entre otras.
Las elites en el poder se han olvidado de la esencia de la universidad y de sus principales actores, los estudiantes, los mismos padecen en pleno siglo XXI, de una dejades por partes de sus autoridades, los cuales se han convertido en un partido polìtico, enfrentando al gobierno de turno, y en ese proceso, se desgasta el centro de estudio y por consiguiente se deteriora el proceso de formaciòn innovador y creador que requiere ese nuevo profesional en las diferentes carreras universitarias existentes en toda Latinoamerica.
El momento actual que se vive en Latinoamerica, con todo este proceso de globalizaciòn, y el Cambio climatico que nos afecta cada dia màs, nos llama a reflexionar y en especial a los estudiantes, pues hay que dejar de ser sumiso y se requiere de un nuevo Manifiesto que permita consolidar las bases, para que la Educaciòn Superior, cumpla un rol màs activo en pro de sus actores y en consononancia con las realidades sociales existentes en cada paìs, donde la universidad no se convierta en un obstaculo sino en parte de la soluciones, a trave`s de investigaciones y estudios que transformen esa realidad en beneficio del colectivo.

Wilmer Rivas
Mensajes: 0
Registrado: 02 Oct 2017 14:11

Re: Pregunta Generadora #6 (25 septiembre - 06 Octubre, 2017)

Mensaje por Wilmer Rivas » 05 Oct 2017 12:32

A cien años del Manifiesto Liminar de Córdoba; todavía nos encontramos sumergidos en pleno siglo XXI, en un estancamiento académico en lo que respecta a viejos paradigmas en nuestra forma de enseñar, así como un distanciamiento de la universidad con las realidades sociales, que existen en los diversos países Latinoamericanos, pues el burocratismo, ha hecho que sus autoridas en muchas universidades tanto públicas como privadas; no direccionen planes y proyectos que den repuestas a estas vicisitudes en áreas tan sensibles como la economía, la pobreza, la tecnología entre otras.

Las elites en el poder se han olvidado de la esencia de la universidad y de sus principales actores, los estudiantes, los mismos padecen en pleno siglo XXI, de una dejadez por partes de sus autoridades, los cuales se han convertido en un partido político, enfrentando al gobierno de turno, y en ese proceso, se desgasta el centro de estudio y por consiguiente se deteriora el proceso de formación innovador y creador que requiere ese nuevo profesional en las diferentes carreras universitarias existentes en toda Latinoamérica.

El momento actual que se vive en Latinoamérica, con todo este proceso de globalización, y el Cambio climático que nos afecta cada día más, nos llama a reflexionar y en especial a los estudiantes, pues hay que dejar de ser sumiso y se requiere de un nuevo Manifiesto que permita consolidar las bases, para que la Educación Superior, cumpla un rol más activo en pro de sus actores y en consonancia con las realidades sociales existentes en cada país, donde la universidad no se convierta en un obstáculo sino en parte de la soluciones, a través de investigaciones y estudios que transformen esa realidad en beneficio del colectivo.

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado