Pregunta Generadora #3 (14-25 de Agosto, 2017)

Moderador: ltorres

Cerrado
ltorres
Mensajes: 21
Registrado: 07 Jul 2017 13:44

Pregunta Generadora #3 (14-25 de Agosto, 2017)

Mensaje por ltorres » 14 Ago 2017 16:45

En el contexto sociopolítico de la educación del S. XXI, las IES tienen entre sus propósitos la formación de una ciudadanía crítica, participativa, reflexiva y responsable. Razone cuáles de las siguientes propuestas deben considerarse prioritarias en las políticas públicas e institucionales de América Latina y el Caribe para alcanzar tales propósitos. Si juzga que deben incluirse otras, señálelas y justifíquelo.

1.-Aprendizaje colaborativo e interdisciplinar.

2.-Formación de profesores.

3.-Investigación educativa, contenidos curriculares, innovaciones pedagógicas.
Luis E. Torres-Núñez.
Profesor de la UNESUR
UPEL: DLAE-VENEZUELA

glugo
Mensajes: 0
Registrado: 08 Jul 2017 11:46

Re: Pregunta Generadora #3 (14-25 de Agosto, 2017)

Mensaje por glugo » 18 Ago 2017 09:49

A mi juicio el propósitos la formación de una ciudadanía crítica, participativa, reflexiva y responsable debe tener como prioridad la opción de la formación docente; en ella se puede a su vez abordar y perfeccionar lo correspondiente a la opción del aprendizaje colaborativo e interdisciplinar como opción pedagógica y didáctica; entre otras, y aspectos que tiene que ver con la investigación educativa, los contenidos curriculares y la importancia de la incorporación de innovaciones pedagógicas.
En la medida que nos centramos en la formación de profesores, los formadores de estos profesores debemos adentrarnos en la investigación, en la indagación y en la incorporación en las ofertas académicas, planes de estudios, líneas de investigación y propuesta de extensión de aquellos aspectos adicionales que ayudan a desarrollar e implementar políticas públicas e institucionales cónsonas con las necesidades de nuestra región Latinoamericana dado el contexto socio-político y económico y dado los avances y tendencias en materia educativa, especialmente para el sector de educación universitaria. Ciertamente se pueden incluir otras propuestas sobres las cuales intentaré aportar en una nueva intervención más sustentada.
Gerardo Luis Lugo Rengifo
Docente-Investigador UCV
Participante DLAE (UPEL)

ltorres
Mensajes: 21
Registrado: 07 Jul 2017 13:44

Re: Pregunta Generadora #3 (14-25 de Agosto, 2017)

Mensaje por ltorres » 18 Ago 2017 19:34

Buenas tardes estimados usuarios,

Agradecemos la acostumbrada y valiosa participación de Gerardo Lugo, al mismo tiempo que invitamos a los demás participantes a dejar sus apreciaciones en relación a la pregunta planteada.

Por último, agradecemos la recomendación de fuentes bibliográficas en relación al tema objeto del debate.

Reciban mi abrazo fraterno
Luis E. Torres-Núñez.
Profesor de la UNESUR
UPEL: DLAE-VENEZUELA

Elizabeth Villarreal
Mensajes: 0
Registrado: 22 Ago 2017 13:46

Re: Pregunta Generadora #3 (14-25 de Agosto, 2017)

Mensaje por Elizabeth Villarreal » 22 Ago 2017 15:20

En relación con punto el 3, que hace referencia a la Investigación educativa, contenidos curriculares e innovaciones pedagógicas, es importante reflexionar acerca de uno de los temas de formación, que ocasiona mayor dificultad a los estudiantes universitarios, y que debe ser considerado e integrado en los aspectos curriculares, como eje principal de su formación. Se trata del proceso de producción escrita, que genera gran controversia, sobre todo por los resultados que se han obtenido en las prueba internacionales, los cuales han puesto en evidencia la falta de competencia de los estudiantes en esta materia. La actividad de escribir es el resultado de un proceso que va más allá de la escritura en sí misma, porque proviene de otros procesos de pensamiento, que son los que permiten lograr el éxito en el desarrollo de esta tarea. Es así que para poder llegar a redactar un texto de manera correcta, es indispensable realizar un trabajo previo que requiere analizar, abstraer, relacionar, concretar y planificar. Infortunadamente, el trabajo que realizan las instituciones educativas en este sentido, no refleja la efectividad que se requiere, para poder responder a las exigencias del sistema educativo, en cuanto a la redacción de textos académicos y científicos. Son innumerables los estudios que han sido dedicados a poner en evidencia esta dificultad y la falta de estrategias pedagógicas que pueden ayudar a resolverla. En estas condiciones, es importante comenzar a trabajar en el desarrollo de propuestas que permitan resolver las dificultades que tienen los estudiantes universitarios, frente al proceso de escritura, que con seguridad provienen desde las etapas más tempranas de su formación. Desde este punto de vista, se tiene un gran compromiso frente a esta tarea, porque la escritura es un medio de expresión del pensamiento, que permite reflejar las ideas de forma ordenada y coherente, revelando la pertinencia, la lógica y la claridad del escritor frente al tema, por esta razón debe convertirse en un eje transversal en la formación de los estudiantes. Por lo anterior, se estima que el desarrollo del pensamiento y razonamiento lógico, debe ser considerado como una propuesta prioritaria, en razón a que son indispensables para la reconstrucción de la estructura cognitiva, que se requiere en el proceso de escritura académica y científica, para poder enunciar, comprender y transformar el conocimiento. Lo anterior se constituye en un elemento base de formación para todos los estudiantes, que también deben dominar los docentes.

MALGORZATACRAI
Mensajes: 0
Registrado: 23 Ago 2017 17:35

Re: Pregunta Generadora #3 (14-25 de Agosto, 2017)

Mensaje por MALGORZATACRAI » 24 Ago 2017 20:24

Buenas tardes señores, consideramos importante entre las propuestas prioritarias de políticas públicas e institucionales para las IES de América Latina y el Caribe, incluir: El desarrollo de habilidades y competencias informacionales, debido a que son un componente transversal para generar una ciudadanía crítica, participativa y responsable, ya que el exceso de información y la facilidad de acceder a ella, demanda tener claridad de la necesidad de información requerida, saber buscar en fuentes confiables, identificar, filtrar para usarla de forma responsable y ética, una tarea conjunta entre las unidades de información y la academia. Al establecerse como una política pública y/o institucional estaremos garantizando la creación y permanencia de programas de formación en competencias informacionales, facilitando o promoviendo así la inclusión de estos programas en los diferentes currículos universitarios y generando los siguientes posibles beneficios:
• Toma de decisiones mejor informadas.
• Disminución del plagio en los documentos y apropiación del concepto ética en la publicación.
• Aumento del criterio para valorar las fuentes de información.

glugo
Mensajes: 0
Registrado: 08 Jul 2017 11:46

Re: Pregunta Generadora #3 (14-25 de Agosto, 2017)

Mensaje por glugo » 25 Ago 2017 08:40

Muchos saludos a todos los participantes de este foro.
He estado esperando otras intervenciones para ampliar mis aportes a partir de un debate que permita integrar ideas y construir saberes en relación a la compleja propuesta que se nos ha planteado en esta pregunta generadora.
Ya en la primera intervención hice hincapié en la prioridad sobre la formación docente, que a mi juicio incluye las otras dos iniciativas sugeridas. Ya lo indica Bandres (2011), de la UNESCO-IESALC, que: “Para hablar de la calidad de la educación que se imparte a los estudiantes, se debe comenzar con la calidad en la formación docente, sobre todo en los países en vías de desarrollo”(1) , lo cual le permite insistir que la formación docente es la clave para lograr un verdadero cambio educativo, poniendo énfasis en este aspectos, luego de corroborar la situación de deterioro a la que se ha ido llevando la condición de la docencia, lo cual se constituye en el primer escollo para alcanzar el propósito de formar una ciudadanía crítica, participativa, reflexiva y responsable como meta de las instituciones de educación superior, sobre todo cuando se trata de instituciones formadoras de educadores.
Los compañeros foristas han enfocado ideas sobre asuntos muy particulares como son el proceso de producción escrita, de acuerdo con Elizabeth Villarreal, y el desarrollo de habilidades y competencias informacionales, según sugerencia de MALGORZATACRAI. Es indudable que estas y muchas otras competencias deben ser incorporadas en la formación de un docente del siglo XXI, y por lo tanto incluidas en los proyectos curriculares a partir de los nuevos enfoques y tendencias en el área pedagógica, didáctica y en lo referente a la investigación educativa. Hay que darle relevancia a dichas competencias por cuanto facilitarán muchos otros aspectos que debe desarrollar, fortalecer e integrar los docentes, tanto en su formación inicial como en su formación permanente. Sin embargo a mi juicio, el asunto que nos trae a colación debe tener una perspectiva más amplia, global e incluyente en relación al perfil general que debemos aspirar de los educadores, especialmente en el contexto de América Latina y el Caribe.
Según lo recuerda Bandres (2011) la “Formación Docente ha sido materia de innumerables análisis y discusiones, desde los factores explícitos e implícitos para la determinación del perfil profesional hasta los resultados esperados de la formación. Todo esto pasando por los elementos que deben conformar el currículo, su presencia y peso en la formación pedagógica y de la especialidad, como también las fuentes o factores que deben orientar la estructuración del currículo de formación”. Es posible entonces que en las IES se tengan diseños y propuestas curriculares bastante cercanas a las necesidades planteadas en cada país, aunque ciertamente esto hay que evaluarlo y revisarlo de forma permanente, tal vez lo que haga falta sean políticas públicas más claras y más asertivas que permitan colocar la profesión docente, y quienes se forman en ella, en una situación social que favorezca su mejor desarrollo y posicionamiento con los programas y las inversiones necesarias que permitan ubicar a la profesión docente en la vanguardia y en la punta del desarrollo del conocimiento y expansión de saberes, dando su aporte primigenio en el progreso de cada nación.
Sánchez (2012) hace una reflexión-síntesis sobre la formación docente colocando en el debate los escenarios de prioridades interesado en sugerir una práctica que se oriente hacia el cruce de saberes, como a la generación de prácticas potenciadoras de experiencias y vivencias, en la que la investigación sea el eje que transversalice la formación inicial, la permanente y la de los formadores. Colocando como eje la investigación educativa a fin dentro de los planes de estudio y los programas de actualización a fin de hacer de ella el factor que canalice e impulse la calidad profesional de los educadores. Intentando superar que el quehacer del docente se haya reducido al desarrollo de destrezas técnicas o a la aplicación de reglas para orientar la conducta de los educandos, restringiendo de esta forma el proceso de aprendizaje. De esta manera asoma Sánchez que se debe “…hacer un replanteamiento profundo de la racionalidad pedagógica dominante y asumir que la práctica educativa es diálogo intercultural, dialéctica comprensiva, crítica reflexiva; que es, en definitiva, coherencia de pensamiento” (2).
Para ello considera, por un lado que: “Los docentes no pueden seguir formándose como reproductores y transmisores de conocimientos establecidos como verdades absolutas ni para aceptar «dogmas y modas pedagógicas»”, a la vez que se profundiza “…una desconexión entre lo enseñado en los cursos de formación y lo requerido en las prácticas pedagógicas, en las instituciones escolares”. Asunto que en la formación inicial dentro de las IES debe ser superado si se busca la formación de una ciudadanía crítica, participativa, reflexiva y responsable, que a su vez permita formar en las escuelas y liceos niños y jóvenes en ese sentido. De esta manera el autor nos invita a apostar por “…una pedagogía que reconozca el derecho a la duda y que se exprese más allá de la escolarización e interactúe con lo heterogéneo. Una pedagogía que supere lo meramente curricular, que trascienda la disciplina, que permita la construcción de saberes mediante la discusión, la confrontación en y desde la realidad”. Una transformación de la racionalidad en la formación docente que conlleva a la adecuación de la vivencia y el desempeño de los educadores, que debe estar acompañada y respaldada por políticas educativas cónsonas con esas necesidades.
Por su parte la formación permanente, debe ser también insuflada de esta racionalidad, evitando que la docencia en su práctica cotidiana se anquilose, para ello la formación, aunque orientada y acompañada desde las IES debe centrarse en las escuelas “…como eje, lo cual implica una permanente indagación colaborativa y un ejercicio de autonomía. (…) La escuela debe ser entonces el motor de la formación, siempre y cuando se asuma de manera colectiva y en atención a la dinámica y flexibilidad de la práctica pedagógica. Asumir la formación en y para la escuela implica trabajar colectivamente, convertir cada actividad, cada estrategia, en tema de reflexión, investigación y formación permanente”. Para ello se hace necesario que el Estado apoye las iniciativas de formación permanente in situ, que se aseguren planes de formación desde la práctica cotidiana, que se confrontes las teorías y las iniciativas pedagógicas, curriculares y didácticas con la acción docente, por medio de un proceso de investigación e indagación permanente. El proyecto educativo de la escuela debe ser un factor común para el ejercicio docente, pero también para la reflexión sobre la práctica y para la creación de novedades educativas.
La vinculación de las IES con las realidades educativas concretas debe ser vital. Insiste Sánchez (2012) “Las instituciones de formación docente deben establecer vínculos estrechos con las escuelas para subsanar las contradicciones que se generan en su interior. Los formadores por lo general desconocen la verdadera praxis educativa que llevan a cabo los docentes en las aulas”. Todo ello, a juicio de este autor, lo cual compartimos se subsana con una práctica adecuada y permanente de la investigación educativa, sobre la práctica cotidiana para enriquecer la formación inicial y la formación permanente, y, de manera especial, la formación de los formadores de formadores. Que deben ser por antonomasia docentes-investigadores permanentes del hecho educativo.
De forma conclusiva, sugiere Sánchez, basado en Imbernon (1998), que en este proceso de incorporar la investigación a la cotidianidad formativa y de asegurar políticas públicas cónsonas para posicionar a la docencia en el espectro de la realidad nacional, se debe apostar por nuevos valores. Hace sacer que: “Frente a la dependencia y la independencia, se propone la autonomía y la interdependencia; frente a la atomización y el aislamiento, la comunicación; frente al individualismo, la cooperación; frente a la dirección externa, la autorregulación y la crítica colaborativa”.
De esta manera, cabe insistir que la formación docente junto a la necesidad de situar a la profesión docente en un estatus social adecuado a su importancia en el desarrollo de la misma sociedad, deben ser elementos fundamentales que el Estado, las IES, las escuelas deben asegurar para que el cambio, la innovación, la actualización no sean asuntos esporádicos sino que sean parte consustancial de la realidad educativa de nuestras naciones en Latinoamérica.

(1) http://www.iesalc.unesco.org.ve/index.p ... 12&lang=es

(2) http://www.saber.ula.ve/bitstream/12345 ... sier06.pdf
Gerardo Luis Lugo Rengifo
Docente-Investigador UCV
Participante DLAE (UPEL)

José Peña
Mensajes: 0
Registrado: 01 Jul 2017 22:14

Re: Pregunta Generadora #3 (14-25 de Agosto, 2017)

Mensaje por José Peña » 25 Ago 2017 19:38

Felicito a los colegas por sus interesantes aportes a la discusión.
La pregunta esta redactada de forma que la respuesta resulta constreñida, esencialmente, a un conjunto de tres opciones; sin embargo, considero interesante más que centrarnos en analizar un listado de condiciones, mirar el propósito de las IES; en tal sentido, la pregunta parte de la premisa que para “…las IES tienen entre sus propósitos la formación de una ciudadanía crítica, participativa, reflexiva y responsable”, ante lo cual debemos preguntarnos ¿cuál era el propósito de la educación del siglo XX?, al parecer hay coincidencia en los propósitos por lo que el punto de partida debe consistir en qué es lo que se debe cambiar, modificar, o mejorar en las IES, a partir de interrogantes como ¿Para qué educar? ¿Cuál es el perfil del egresado de una IES? ¿Cuáles son los conocimientos necesarios que se requieren para el siglo XXI?.
Son múltiples los encuentros regionales, y los documentos generados por organismos internacionales que tratan el tema, pero son pocos en Latinoamérica los que llegan a acuerdos y los hacen realidad; es decir, son muchos los diagnósticos y son variadas las respuestas ofrecidas, pero ¿cuánto han cambiado las IES, los docentes y los estudiantes de inicios del siglo XIX respecto a las del siglo XX y XIX?.
En conclusión, todos los elementos son prioritarios, pero previamente se debe preparar una hoja de ruta hacia la educación necesaria para Latinoamérica.

ltorres
Mensajes: 21
Registrado: 07 Jul 2017 13:44

Re: Pregunta Generadora #3 (14-25 de Agosto, 2017)

Mensaje por ltorres » 26 Ago 2017 21:02

Estimados usuarios, agradecidos a todos los participantes por sus valiosos aportes en este tercer ciclo del debate que estuvo determinado por conocer cuáles de las tres consideraciones “1) Aprendizaje colaborativo, 2) Formación de profesores y 3) Investigación educativa, contenidos curriculares, innovaciones pedagógicas.” Se consideraban prioritarias por los foristas, para el impulso en la región Latinoamericana de una formación ciudadana critica, participativa, reflexiva y responsable. A continuación dejamos el sustrato de las interacciones:

Para Gerardo Lugo, la formación docente es la mejor opción para alcanzar los propósitos de la formación ciudadana crítica, participativa, reflexiva y responsable. Entre sus señalamientos, expresa que a través de la formación docente se puede abordar y perfeccionar lo correspondiente a las otras dos consideraciones: 1) Aprendizaje colaborativo y 3) Investigación educativa, contenidos curriculares, innovaciones pedagógicas.

Luego Elizabeth Villaruel, encuentra en la “Investigación educativa, contenidos curriculares, innovaciones pedagógicas” la clave para alcanzar los propósitos de la formación ciudadana crítica, participativa, reflexiva y responsable. Precisa, que se debe superar en lo inmediato la deficiente capacidad de “producción escrita”, situación que estaría presente a todos los niveles de la educación y que está limitando seriamente la efectividad de los procesos de formación, pues así lo demuestran varios estudios científicos en cuestión. Se deben emprender varias acciones y propuestas que conduzcan a los sistemas educativos de la región a superar el problema de la inadecuada y/o escasa producción escrita, entendiendo por este proceso como “La actividad de escribir es el resultado de un proceso que va más allá de la escritura en sí misma, porque proviene de otros procesos de pensamiento, que son los que permiten lograr el éxito en el desarrollo de esta tarea. Es así que para poder llegar a redactar un texto de manera correcta, es indispensable realizar un trabajo previo que requiere analizar, abstraer, relacionar, concretar y planificar”.

Malgorzata Lisowska, considera indispensable incorporar como eje transversal para generar una ciudadanía crítica, participativa y responsable: El desarrollo de habilidades y competencias informacionales. Señala que “el exceso de información y la facilidad de acceder a ella, demanda tener claridad de la necesidad de información requerida, saber buscar en fuentes confiables, identificar, filtrar para usarla de forma responsable y ética, una tarea conjunta entre las unidades de información y la academia”.

En una segunda intervención, Gerardo Lugo emplea excelentes argumentos para fortalecer su primera apreciación, al mismo tiempo que señala las citas de documentos fundamentales para fortalecer este ciclo de debates y su apreciación personal, en tal sentido presentamos Bandres (2011) “Para hablar de la calidad de la educación que se imparte a los estudiantes, se debe comenzar con la calidad en la formación docente, sobre todo en los países en vías de desarrollo”, por tales razones insiste en la formación docente como elemento para medular para generar una ciudadanía crítica, participativa y responsable. Incorpora nuevos elementos para el análisis y la discusión; se refiere en primer lugar al deterioro de la profesión docente, en segundo lugar sobre la importancia de evaluar y revisar permanentemente las innumerables propuestas y diseños curriculares que hoy existen en las IES, en tercer lugar señala la poca asertividad que tienen las políticas públicas de la región para favorecer y desarrollar mejor la profesión docente. En concreto, Lugo en esta última intervención se refiere a “Una transformación de la racionalidad en la formación docente que conlleva a la adecuación de la vivencia y el desempeño de los educadores, que debe estar acompañada y respaldada por políticas educativas cónsonas con esas necesidades”. Finalmente recomendamos especial atención, lectura y análisis de esta segunda intervención del autor.

Por su parte, José Peña sitúa su mirada en los propósitos que tienen hoy las IES. Intuimos que el autor instrumenta el método Socrático toda su intervención, para ir profundizando de pregunta en pregunta. La primera de ellas, plantea la necesidad de conocer su las IES conocen el propósito de la educación del siglo XX. De haber coincidencia en tales propósitos, el punto de partida estaría en definir cuáles son las consideraciones que se deben cambiar, modificar y/o mejorar. Indica el autor, que para ello se debe tener claro las respuestas a ¿Para qué educar? ¿Cuál es el perfil del egresado de una IES? ¿Cuáles son los conocimientos necesarios que se requieren para el siglo XXI? Finalmente se expresa que son múltiples los encuentros regionales, documentos científicos y propuestas de los organismos internacionales en la materia, pero se desconoce cuántos países de la región concretas estas propuestas para implementar nuevas políticas públicas en cuestión; todo ello nos indica que aún nos falta por concretar la pregunta principal ¿Cuál es la ruta a seguir para la educación necesaria en Latinoamérica? Seguramente no habrá respuesta única y, el problema está en nuestra incapacidad de saber precisar los puntos comunes.

Finalmente los invito a seguir participando de los futuros debates, reciban mi abrazo fraterno.
Luis E. Torres-Núñez.
Profesor de la UNESUR
UPEL: DLAE-VENEZUELA

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado