Pregunta Generadora #2 (24 de julio - 11 de agosto, 2017)

Moderador: ltorres

ltorres
Mensajes: 21
Registrado: 07 Jul 2017 13:44

Re: Pregunta Generadora #2 (24 de julio - 11 de agosto, 2017)

Mensaje por ltorres » 14 Ago 2017 18:06

Estimados usuarios participantes del segundo ciclo de debate, la pregunta orientadora fue ¿cuál es el rol del Estado frente a la educación superior como sistema de desarrollo social?, agradecemos con especial atención los aportes realizados por Luis Bonilla, Gerardo Lugo y José Peña.

Lo usuarios participantes, reafirman que la universidad latinoamericana es un espacio de dominio público y sus resultados son considerados como bienes públicos (formación de profesionales, generación de ciencia y transferencia cultural) necesarios para el desarrollo de toda sociedad. Por tal sentido, el Estado deberá ser el garante que este bien público que se produce en las universidades funcione y ofrezca su servicio social en las mejores condiciones posibles.
Se observa en el foro planteamientos contrapuesto sobre la función del Estado y las universidades, lo que nos lleva a concluir que no ha dejado de ser una relación compleja y diversa en la región. Destacamos la importancia de algunas de las consideraciones expuestas para ser superadas por el papel del Estado y la Universidad. Platea Lugo G, que Estado “con sus fines educativos debe respetar los principios básicos de funcionamiento y gestión universitaria para la formación de los profesionales, la generación de nuevos conocimientos y el desarrollo cultural; el Estado, por su parte, debe evitar en todos los sentidos utilizar su poder para poner a la Universidad a su servicio exclusivo como hegemonía política, regentada por un gobierno de turno, tras el cual están los intereses de un partido, élite o grupo”. Al mismo tiempo que la universidad “no puede colocarse en una actitud política permanente como ente opositor al Estado, toda vez que es parte esencial del mismo. No le corresponde a la Universidad cumplir el papel de los partidos políticos opositores, pero tampoco oficialistas, ni asumir la lucha reivindicativa-social, debe iluminarla, orientarla, promoverla, pero no liderarla, desplazando otros entes sociales que les corresponde esa lucha, protesta o reclamo; con ello puede desvirtuar su foco educativo.” Situaciones que han encasillado a la educación superior en muchos países latinoamericanos a estar en el permanente debate político, “no como un tema de interés para el desarrollo de la nación, sino como una mampara propagandística que produce beneficios electorales”, tal como lo presenta J. Peña.

Ahora bien, entre los elementos que podrían configurar el rol que debe desempeñar el Estado para propiciar el sistema de desarrollo social, se mencionaron los siguientes:

1. Para considerar al desarrollo social como elemento de progreso de la nación conlleva a que el Estado debe contar con un proyecto de país soportado por políticas públicas educativas engranadas con los elementos susceptibles de impulsar el desarrollo sostenido del país, lo cual implica la conformación de un curriculum diferenciado.

2. El Estado, en su interés de proteger el derecho social de sus ciudadanos y procurar el desarrollo profesional, científico y cultural de su nación, debe establecer los fines, objetivos y principios educativos que sirvan como ejes orientadores para la debida sincronía de intereses y en armonía de acciones con las instituciones universitarias.

3. El Estado debe ser garante de que la Educación Superior tenga la libertad necesaria para que se cumplan sus fines, objetivos y metas; que logre impulsar la investigación en los ámbitos de interés de la nación, que asegure la actividad docente-académica para la formación de las nuevas generaciones y que permita la expresión cultural en todos sus ámbitos.

4. El Estado debe asegurar el equilibrio entre control, regulación, financiamiento, dotación, impulso e intercambio con las instituciones de Educación Superior para que estas puedan desempeñar su rol social y dar el aporte adecuado.

5. El Estado es el responsable de procurar la calidad, la eficacia y la eficiencia asociada al derecho social de la Educación Superior, lo cual implica una inversión para la formación continua, la investigación, la dotación y el mejoramiento de la infraestructura, planes de intercambio y movilidad académica, determinación de necesidades de formación, y planes de empleo, entre otros.

6. El Estado debe redefinir nuevos modelos de financiamiento para la Educación Superior, toda vez que se procura que los Estados latinoamericanos logren garantizar principalmente el principio de la gratuidad, para aquellos estudiantes que pertenecen a las clases más desprotegidas en términos económicos.
Agradecidos por vuestra participación y al mismo tiempo de invitarlos a continuar con nuestra próximo ciclo, el cual ya está disponible,

Saludos cordiales
Luis E. Torres-Núñez.
Profesor de la UNESUR
UPEL: DLAE-VENEZUELA

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado