Conclusiones y Recomendaciones (11-25 de octubre, 2017)

Moderador: mbermudez

Cerrado
mbermudez
Mensajes: 28
Registrado: 07 Jul 2017 13:53

Conclusiones y Recomendaciones (11-25 de octubre, 2017)

Mensaje por mbermudez » 11 Oct 2017 14:52

Cuáles son sus conclusiones y recomendaciones sobre las ideas discutidas en este foro durante los seis (6) ciclos.
Mailyng Bermúdez Sculpi.
Docente adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Educación.
Doctorado en Educación y Políticas Públicas. UPEL - Instituto Pedagógico "Siso Martínez"
Venezuela.

mbermudez
Mensajes: 28
Registrado: 07 Jul 2017 13:53

Re: Conclusiones y Recomendaciones (11-25 de octubre, 2017)

Mensaje por mbermudez » 29 Oct 2017 19:40

Durante los meses en los que se encontró a la disposición este espacio virtual para el encuentro, intercambio y enriquecimiento de posturas, son diversos los planteamientos que desde muchos rincones de América se concretaron a partir de las intervenciones de compañeros y compañeras de Colombia, Perú, Venezuela, México, Bolivia, Nicaragua, Argentina y Paraguay.

Dentro de los planteamientos que pueden ser tomados para elaborar unas conclusiones y recomendaciones preliminares de este espacio, se encuentran los siguientes:

1.- La educación superior en América y el mundo debe pasar por un proceso de trasformación que permita el ingreso y mantenimiento de poblaciones portadoras de la diversidad cultural, y no al contrario.

2.- Las dinámicas socio - históricas, demográficas, políticas y económicas a nivel planetario y regional, están interceptadas por el Eurocentrismo, el Capitalismo y por consiguiente por el Racismo, el Sexismo, la Homo-lebo-transfobia, la Xenofobia, y otras formas de discriminación y exclusión hacia grupos presentados como minorías.

3.- Producto de estas dinámicas perversas: la homogenización, el blanqueamiento y sistemáticas se constituyen en acciones, para silenciar a los grupos culturalmente diferenciados, generando en paralelo vergüenza étnica, de colectivos, comunidades y pueblos.

4.- La Educación Universitaria en el continente debe profundizar sus esfuerzos por re-posicionar los aportes de diversas comunidades y pueblos a la formación de los Estado - Nacionales en nuestra región, así como en el resto del plantea.

5.- Algunas estrategias propuestas, que podrían ser parte del esfuerzo por la trasformación de la Educación Universitaria, tendrían que ver con una mayor inversión a nivel monetario, acompañada necesariamente por políticas públicas sistemáticas, integradas e integrales que aborden el hecho intercultural, que impliquen entre otros: un sistema de ingreso, permanencia y egreso, trascender las cuotas poblacionales, ejes curriculares destinados a la atención del racismo y otras formas de violencia como flagelos de la humanidad, crear mecanismos de evaluación y/o valoración de los procesos de aprendizajes en correspondencia con la esencia intercultural.

6.- Creación de un sistema de indicadores, que permita medir el impacto de las políticas públicas en la materia, así como reorientar procesos, que le permitan a las poblaciones culturalmente diversas saber que sus necesidades primordiales, entre ellas el derecho al estudio de carreras en la Educación Superior será garantizada.

7.- Estimular la investigación y la formación desde una mirada descolonizadora, acompañada de espacios para la publicación y difusión de dichos documentos.

8.- Trascender el mero hecho jurídico, e implementar acciones que estén consustanciadas con la esencia humana. De allí que sin necesidad del mandato legal, las instituciones de Educación Superior pueden promover un conjunto de estímulos para las poblaciones culturalmente frágiles, entre los cuales se encuentran: incentivos económicos y habitacionales, inserción laboral, etc.

9.- La Educación Intercultural como política pública que intercepta el hecho educativo a lo largo de la vida humana, debe encargarse tanto de la inclusión de poblaciones diversas, como de la formación de los profesionales en diversas áreas, con una concepción amplia del mundo que sean capaces de pensar, actuar, sentir y trasformar a la sociedad en clave de diversidad. De allí la necesidad de garantizar el acceso a las poblaciones en su diversidad, formar a los profesionales desde un enfoque que se cónsono con esa mirada y disponer de profesionales especialistas, para la formación de profesionales acordes con este enfoque.

10.- Creación de redes/grupos/colectivos para la investigación, la formación y el intercambio de posturas con respecto a la diversidad cultural como hecho humano y su papel en una sociedad global como la que se presenta en estos tiempos.

11.- La interculturalidad es una categoría conceptualmente valiosa que cobra vigencia en la praxis, la cual debe ser acompañada o redimensionada a partir de la propuesta de diversidad humana, que permite la incorporación de un sin número de estructuras reales, producto de nuestra especie.

Este espacio no pretende en ningún caso, agotar las posibles conclusiones y recomendaciones que se desprendieron de tan fructíferos encuentros. En consecuencia, una vez más expresamos la más profunda emoción y orgullo por haber podido compartir con cada uno de quienes participaron de diversas formas.

Una vez más un abrazo, a través del cual se desea expresar agradecimiento por haberse tomado tiempo de su tiempo y compartir sus experiencias, opiniones y saberes, para hacer de este foro un escenario diverso, en el cual se mostraran algunos elementos que hacen parte de la interculturalidad como fenómeno socio - histórico de la humanidad, en este rincón del planeta llamado América, dentro de la Educación Superior.
Mailyng Bermúdez Sculpi.
Docente adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Educación.
Doctorado en Educación y Políticas Públicas. UPEL - Instituto Pedagógico "Siso Martínez"
Venezuela.

EDISON BENAVIDES
Mensajes: 0
Registrado: 29 Jun 2017 19:20

Re: Conclusiones y Recomendaciones (11-25 de octubre, 2017)

Mensaje por EDISON BENAVIDES » 30 Oct 2017 11:40

La universidad para que sea pública debe pintarse de todos los colores: de indígena,
de afrodescendiente, de blanca, de mestiza, de mulata, de zamba, de obrera,
de campesina, es decir, pintarse de “Colombia”; debe tener como eje central de su
actuar el reconocimiento y respeto de la diferencia; debe medir su calidad en términos
del servicio que presta en la solución de los problemas de la Nación y la sociedad;
debe formar los profesionales que se requieren para servir a sus proyectos de vida
y de futuro. La reforma a la Ley 30 es la oportunidad para re-direccionar la universidad
pública.
La universidad indígena, creada de acuerdo a la cosmovisión y cultura indígenas,
es aquella que responde con pertinencia y calidad a las necesidades y características
de los pueblos indígenas. La universidad pública convencional debe reformarse de
tal manera que haya inclusión integral y efectiva de la diversidad étnica y cultural:
interculturalidad. En una sociedad diversa es necesario reconocer y apoyar los
diversos modelos de universidad y de educación.
La universidad pública y la educación superior deben descolonizarse, interculturalizarse,
de modo que procuren un diálogo entre las diversas formas de saber y
conocimientos, modos de enseñanza y aprendizaje; gestionen relaciones de colaboración
en la producción, apropiación, potenciación y trasmisión de conocimientos.
Sorteando los conflictos u oposiciones entre conocimientos y saberes de una y otra
cultura, mediante la observación y análisis profundos, sin desvalorar, discriminar
o excluir los de la cultura minoritaria. La interculturalidad nos lleva a aprovechar
esos otros conocimientos y saberes, quizá ahí encontremos la solución a las diversas
problemáticas que nos aquejan y quizá ahí esté la posibilidad de un mejor futuro
para nuestra sociedad. Sólo así, la universidad puede contribuir a la transformación
social mediante la generación de relaciones interculturales mutuamente respetuosas,
equitativas y de valoración recíproca entre culturas y entre individuos. Es así
como se materializa efectivamente el reconocimiento y protección de diversidad
étnica y cultural, al interior de la universidad como en la sociedad en general, y se
contribuye a la construcción de una república democrática, participativa y pluralista.
La impertinencia social y cultural de la formación profesional y la inadecuada relación
entre la universidad y los pueblos étnicos radica en la falta de concertación y
colaboración mutua, tanto en su diseño como en la ejecución de políticas, programas
y proyectos destinados a los pueblos, comunidades y/o culturas, se trate de docencia,
de investigación o de extensión. Los indígenas estudiantes, en su afán de contribuir
con el propósito de descolonizar la universidad han constituido “cabildos indígenas
universitarios” que pretenden ser el puente para una relación más armónica y de
colaboración mutua entre la universidad y las comunidades indígenas.

jairoburgos
Mensajes: 0
Registrado: 31 Oct 2017 14:32

Re: Conclusiones y Recomendaciones (11-25 de octubre, 2017)

Mensaje por jairoburgos » 31 Oct 2017 15:17

La importancia que la valoración y promoción de la diversidad cultural y la interculturalidad tienen para la UNESCO y, con relación a la educación superior, para el IESALC, así como las interrelaciones entre este campo y otros temas de gran importancia en la agenda regional, como los de inclusión social y papel de la educación superior, la ciencia y la tecnología en el desarrollo sostenible, en mayo de 2007 se le solicitó a Daniel Mato un proyecto al respecto. Una vez aprobado por la Dirección, el proyecto comenzó sus actividades en julio de 2007 y en agosto fue presentado ante el Consejo de Administración que alentó entusiastamente su realización.

jairoburgos
Mensajes: 0
Registrado: 31 Oct 2017 14:32

Re: Conclusiones y Recomendaciones (11-25 de octubre, 2017)

Mensaje por jairoburgos » 31 Oct 2017 23:27

Diversidad Cultural e Interculturalidad en Educación Superior.
Contexto, problemas, retos y oportunidades

En las últimas dos décadas, los pueblos indígenas y afro-descendientes de América Latina han venido logrando avances significativos en varios asuntos que competen a su calidad de vida. No obstante, estos avances son aún insuficientes, habida cuenta de los efectos de siglos de discriminación. El educativo es uno de los campos en los cuales, aunque insuficientes, pueden observarse algunos avances. Estos se registran especialmente respecto de acceso a educación básica y en ocasiones media o secundaria, aunque frecuentemente resultan más significativos en el nivel normativo que en el de las realizaciones prácticas. En el caso de la educación superior, si bien ha habido avances, éstos resultan menores que en los otros niveles de formación.
Desde finales de la década de los ochenta, algunos Estados, universidades públicas y privadas y fundaciones privadas han establecido políticas de cupos especiales y programas de becas dirigidos a mejorar las posibilidades de acceso y culminación de estudios de educación superior a ciudadanos indígenas y afro-descendientes en Interculturalidad en Educación Superior, (IES) “convencionales”. En el contexto de este estudio a estos tipos de políticas y programas los denominamos de manera genérica “programas para la inclusión de ciudadanos”. Pese a estos esfuerzos, las posibilidades efectivas de ciudadanos indígenas y afro-descendientes de acceder y culminar estudios en IES “convencionales” resultan alarmantemente inequitativas.
La situación resulta incluso menos favorable si nos preguntamos por la existencia de instituciones o programas que respondan a necesidades e intereses expresados por comunidades y pueblos indígenas y afro-descendientes, que incorporen los saberes de estos pueblos, sus lenguas y modalidades de aprendizaje en los planes de estudio, o que contribuyan deliberadamente a la valoración y promoción de la diversidad cultural y de relaciones interculturales de valoración mutua. No obstante, aunque en número aún escaso, con presupuestos limitados y/o precarios, durante este mismo período, algunas iniciativas y experiencias de este tipo han ido surgiendo y ganado lugar. Frecuentemente, ellas resultan aún poco visibles para el mundo de la educación superior de las grandes ciudades, así como también para muchos tomadores de decisiones y diseñadores de políticas en la materia, quienes usualmente están asentados en esas mismas grandes ciudades y suelen estar más vinculados a las grandes universidades que a estos tipos de experiencias.
Por eso, y por la capacidad demostrada por estas IES, de responder creativamente no sólo a los retos que plantea la insuficiente inclusión de estudiantes indígenas y afro-descendientes en el subsistema de educación superior, sino también por la de contribuir de maneras efectivas a la valoración y promoción de la diversidad cultural y la construcción de relaciones interculturales equitativas y de valoración mutua, y como parte de esto último aprovechar las potencialidades que derivan de la colaboración intercultural en la producción de conocimientos, proyectos a estudiar especialmente estos tipos de IES y programas. Es indispensable estudiar para este proceso de inclusión examinar los siguientes tópicos: a) Acceso De estudiantes indígenas y afro-descendientes a la educación superior. b) Marcos constitucionales y legales. c) Convenios y otros instrumentos internacionales. d) Papel de IES y de organizaciones, intelectuales y profesionales indígenas y afro-descendientes. e) Encuentros internacionales y redes. f) Papel de organismos de cooperación y fundaciones privadas. Acceso de estudiantes indígenas y afro-descendientes a la educación superior. Una de las formas en las cuales se ha expresado y reproducido la exclusión de pueblos, comunidades e individuos indígenas y afro-descendientes en los procesos de construcción de los Estados y sociedades nacionales en América Latina, ha sido la “in-visibilización” de su existencia mediante la omisión de producción de estadísticas tanto acerca de su importancia demográfica en general, como respecto de variables económicas y sociales significativas cruzadas con identificaciones étnicas y/o raciales. Al no producirse datos al respecto, la ciudadanía en general y los diseñadores de políticas públicas y los tomadores de decisiones políticas no pueden “verlos”. Resulta plausible cuestionarse si la ausencia de producción de estadísticas no ha obedecido precisamente a la falta de disposición a “verlos” y poder contar con indicadores y estimaciones cuantitativas de sus necesidades. El tema es objeto de posiciones encontradas e incluso de debates que adquieren contornos particulares en los diversos países, y al interior de éstos en regiones y ámbitos sociales particulares. No es objeto de este proyecto terciar en esas disputas, lo cual además sería imposible hacer aceptablemente a escala regional agregada. La búsqueda de respuestas a los conflictos de valores e intereses que en la actualidad se presentan en las sociedades latinoamericanas para tomar decisiones que suelen presentarse como dilemas entre “in-visibilización” de diferencias étnicas y raciales sentidas y “racialización” estadística depoblaciones nacionales sólo puede encararse atendiendo a las circunstancias propias de cada país y sus procesos históricos. Como quiera que sea, a finales de la década de los ochenta y comienzos de la de los noventa del siglo pasado el accionar de pueblos y organizaciones indígenas y otros factores concurrentes dieron lugar a cambio institucionales importantes en varios países latinoamericanos. Éstos incluso se expresaron en reformas constitucionales que reconocen el carácter pluricultural y pluri-étnico de varios países de la región (sobre los cuales se comentará en otra sección de este texto), lo cual paulatinamente ha hecho posible y necesaria la producción de estadísticas al respecto.
Así, el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE), División de Población de la CEPAL, en colaboración con el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (Fondo Indígena), desarrolló el Sistema de Indicadores Socio-demográficos de Poblaciones y Pueblos Indígenas (SISPPI). El objetivo del SISPPI es servir de apoyo a la formulación de políticas públicas orientadas a disminuir las inequidades étnicas fomentar el desarrollo de los pueblos indígenas. El SISPPI fue desarrollado con el aporte y/o apoyo de gobiernos de la región, varios organismos del sistema de Naciones Unidas (incluida la UNESCO), IES de la región y extra-regionales, fundaciones privadas de la región y extra-regionales y organismos financieros multilaterales. Las consideraciones anteriores resultan significativas para el presente estudio por dos tipos de razones. La primera es la necesidad de destacar la importancia de la elaboración de estadísticas e indicadores para hacer posible la formulación de políticas públicas en la materia. En las universidades interculturales mexicanas y el balance agregado de la aplicación del Programa Pathways de la Fundación Ford en cuatro países. En estos dos casos no se propuso el mencionado esquema, sino que se pidieron sendas propuestas a las respectivas autoras. Este sentido, debe señalarse que los avances del SISPPI aún no han llegado a la elaboración de estadísticas sobre educación superior que ofrezcan información sobre presencia y participación en la misma (sea como estudiantes, docentes, autoridades, empleados, integrantes de instancias de consulta o decisión, etc.) de ciudadanos, comunidades u organizaciones indígenas y afro-descendientes, tarea a la que, como se expone en las conclusiones y recomendaciones de este estudio, habrá que poner atención en los próximos años, si se desea fortalecer y proveer de data necesaria al posible crecimiento de las IES orientadas a atender necesidades y demandas de estos grupos de población. La segunda es que en lo que hace a poblaciones afro descendientes la carencia de estadísticas específicas, incluso sobre las variables demográficas más elementales, es aún mayor, excepto para los casos de Brasil, Colombia, Ecuador y Venezuela, donde se han comenzado a desarrollar algunos esfuerzos al respecto. Hasta muy recientemente la principal referencia estadística respecto de la importancia cuantitativa de ciudadanos indígenas a escala regional era la publicada en 1993 por el Instituto Indigenista Interamericano en su revista América Indígena. Actualmente, se cuenta con las estadísticas del SISPPI. Lamentablemente, hasta la fecha, éstas sólo incluyen a 12 países de la región, pero al menos proveen algunos datos más que el simple número de habitantes indígenas. Lamentablemente, buena parte de los datos elaborados por el SISPPI no resultan especialmente significativos para los fines específicos de este estudio. Éstos permiten apreciar la discriminación de estas poblaciones en términos de ingresos y otras variables que aunque no directamente atinentes al tema, contribuyen, no obstante, a visualizar que las dificultades de estos sectores de población para acceder a la educación superior son parte de problemas de más amplio alcance. Sin embargo, existen unos pocos datos que resultan más directamente útiles para los fines específicos de esta exploración.

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado